Universidad de Antofagasta propone crear laboratorio regional de vacunas

Proyecto fue presentado al Fondo de la Innovación para la Competitividad Regional de Antofagasta.

 

Atacama Desert Vaccine Laboratory (ADVALAB) es el nombre del proyecto que pretende derribar las barreras del desarrollo de la ciencia inmunológica del país. La iniciativa dirigida por la Dra. Margarita Lay, académica de la Facultad de Ciencias del Mar y Recursos Biológicos (FACIMAR) de la Universidad de Antofagasta (UA); y codirigida por el Dr. Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), aspira a posicionar a la “Perla del Norte” como un  eje de la ciencia nacional, con la apertura del primer laboratorio regional de desarrollo de vacunas en Chile, que impulsará una futura planta de manufactura de estos productos en la región.

 

Impacto de la iniciativa

Hay que iniciar preguntándose ¿qué pasaría si un virus altamente mortal atacara a la comunidad mundial?; “pandemia” es la palabra correcta que se debe usaral hablar de una enfermedad que se propaga por el mundo. Una temática que la ciencia ficción ha abordado en innumerables ocasiones con películas como “Guerra Mundial Z”, “El Planeta de los Simios”, “Yo Soy Leyenda” y “Resident Evil”, entre otras, y que, en el desarrollo de la práctica científica de la vida real, aparece como una amenaza inminente.

Entonces, ¿qué pasaría, por ejemplo, si un brote de influenza altamente mortal se propagara por el mundo y llegara a Chile?, la respuesta es preocupante, y es que desde el año 2002, con el cierre del Departamento de Producción de Vacunas del Instituto de Salud Pública de Santiago, ya no existe la manufactura de vacunas nacionales, y ante una emergencia sanitaria, la dependencia de la importación de antídotos contra los patógenos emergentes, es una realidad en el país.

ADVALAB nace como una ruptura a la realidad mencionada, que entregaría al país una respuesta eficiente e inmediata a brotes infecciosos, protegiendo a la comunidad chilena ante enfermedades poco comunes.

Margarita Lay, comenta que la importancia de la apertura de ADVALAB también radica en que “es una oportunidad para investigar los patógenos circulantes que llegan a nuestra zona por la inmigración, los turistas y otras vías, lo que implica que tendremos la posibilidad de prevenir y reaccionar eficazmente ante una alerta sanitaria”.

Otro punto importante radica en la diversificación de la matriz económica de la zona norte de Chile, dependiente actualmente más que nada de la minería, y que con este proyecto se podría ampliar a la exportación de productos biomédicos de manufactura nacional, respondiendo a la demanda regional, nacional y mundial por vacunas. Punto que se potencia con una alianza con ProChile, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Universidad de Antofagasta

 

Esta iniciativa es impulsada por el Rector de la Universidad, Dr. Luis Alberto Loyola, a través de la facultad de Ciencias del Mar y Recursos Biológicos y de la facultad de Ciencias de la Salud, en conjunto con el Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, como entidad externa.

Esta vinculación multidisciplinaria, amplía las posibilidades de formación profesional a carreras como biotecnología, bioquímica y tecnología médica, quienes podrían egresar de la educación superior siendo expertos en manufactura de productos biotecnológicos-biomédicos. ADVALAB además impulsará nuevos puestos de trabajo para futuros especialistas del área antes mencionada.

Otra de las oportunidades únicas para la región que entregaría ADVALAB, sería el desarrollo y manufacturación de una vacuna contra el Virus Respiratorio Sincicial, medicamento que ya está siendo probado en la fase clínica en Santiago, y que ha sido desarrollado por el co-director del proyecto y director del IMII, dr. Alexis Kalergis.

Actualmente el equipo de Atacama Desert Vaccine Laboratory, espera los resultados de su postulación al Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R), financiamiento impulsado por el Gobierno Regional de Antofagasta, que podría contribuir con la materialización de un proyecto pensado para diseñar vacunas con factor tecnológico, y la elaboración de nuevos productos más rentables para la segunda región.

 

Javiera Leveque Alarcón
javiera.leveque@uantof.cl