Vacunas en la era de la intoxicación informativa

Hay  marcas que portan todos los chilenos en el brazo izquierdo, cicatrices que han estado allí desde hace tanto tiempo como la memoria de cada una de las personas que las lleva. Las vacunas, han caracterizado una o varias etapas de la formación de la población chilena y mundial, pero ¿qué son realmente las sustancias que introducen en nuestro cuerpo y para qué sirven?thumbnail_IMG_0801

Una conversación con Margarita Lay, Licenciada en Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Magíster en Biología de la Washington University in St. Louis  y Doctora en Virología Molecular y Microbiología de Baylor College of Medicine en Houston, actual académica  asistente del Departamento de  Biotecnología de la Universidad de Antofagasta, permitirá aterrizar la información prudente e imprudente de los datos que circulan en la red en torno a las vacunas.

¿Es momento de tomarle el peso a la temática?, ¿qué pasaría si un virus altamente contagioso se propagara por nuestro país? Sólo como dato preliminar, es necesario tener en consideración que Chile no cuenta con un centro de manufactura de vacunas, por lo que el destino de nuestra salud en un escenario crítico está en manos extranjeras.

Viruela

cuadro1Finalizaba en el mundo el siglo XVIII, cuando en 1796 un reconocido científico de la historia mundial, Edward Jenner, se propuso resolver los estragos que estaba causando una de las enfermedades que más víctimas cobraba en esos tiempos, la Viruela. Tras una observación de campo, se dio cuenta que quienes se dedicaban a ordeñar vacas para extraer leche no se contagiaban con la mortal enfermedad, pero padecían enfermedades dermatológicas asociadas al contacto con los mismos bovinos (presencia de verrugas en sus manos). Decidió entonces, inyectar a un niño de 8 años con el líquido contenido dentro de estas erupciones, 6 semanas después, infectó con el virus de la Viruela a la misma persona ¿resultado? El individuo no presentó síntomas de haberse enfermado.

El caso expuesto se conoce como la primera vacuna exitosa de la historia de la humanidad, tras comprobar el efecto protector e inmunizador del Virus de la Viruela Bovina (contenido en las verrugas) en contra de la Viruela Humana (tras la variolización  al niño con pus de heridas de una persona con Viruela). El nombre vacuna, proviene de la misma experiencia donde “variolae vaccinae” (viruela de la vaca), título de la investigación de Jenner, dio origen a vacuna y vacunación, términos que usamos hasta la actualidad.

Panorama del país

Uno de los principales problemas en Chile es que no se cuenta con un centro propio manufacturero de vacunas, por lo que ante un brote emergente de un virus peligroso la dependencia de otros países para obtener vacunas y/o una cura (antivirales, sueros y anticuerpos monoclonales) y el eminente desabastecimiento de estos, es aún una preocupación sin solución en el país.

¿Cómo evitar el riesgo anterior?, la Dra. Margarita Lay trabaja en concientizar a las autoridades regionales en cuadro2la importancia de la inversión para la creación de un centro manufacturero de vacunas, capaz de cumplir con estándares internacionales otorgando una rápida respuesta a una posible pandemia, teniendo el poder de abastecernos de vacunas requeridas por la población. Donde además se trabaje en la prevención efectiva, integrando cepas locales (circulantes en el hemisferio sur), aumentando la eficacia de la inmunización actual de las vacunas provenientes del hemisferio norte donde circulan variantes de patógenos distintos a los de nuestro continente.

Una de las potenciales oportunidades para este nuevo polo de desarrollo en el país podría venir de la mano con la apertura de la primera sede regional del “Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia” (IMII) en Antofagasta, meta por la que la Dra. Lay en conjunto con el Director del IMII Dr. Alexis Kalergis y el Rector de la Universidad de Antofagasta Dr. Luis Alberto Loyola, ya tuvieron los primeros acercamientos en pro de concretar la iniciativa regional.

Inmunización y vacunas en Chile

En el Cuerpo Humano podemos encontrar una gran cantidad de virus y bacterias presentes de forma permanente. Están en el interior de cada persona y viven dentro de cada uno de los organismos de los casi 18 millones de chilenos, entre los cuales también existen patógenos oportunistas que esperan las condiciones para atacar al organismo.

cuadro3Desde 1978, el Estado chileno contempla entre sus gestiones un programa de inmunización, que permite la erradicación de diversas amenazas para la Salud Pública, dentro de este se considera la protección para  los chilenos recién nacidos como algo primordial, y se concreta gracias a la vacuna BCG, enfocada a prevenir enfermedades invasoras por tuberculosis. Esta inyección es fundamental para cuidar la salud de los infantes en los primeros años de vida; etapa en la que el sistema inmune es prematuro y no es capaz de defenderse bien ante el contagio de determinadas infecciones que rondan en el medio ambiente.

No sólo se erradicó la Viruela gracias a las vacunas, también se disminuyó la incidencia hasta casi su total erradicación de enfermedades mortales como la parálisis causada por el Polio, que en el calendario de inmunización chilena contempla dosis de vacunas para las edades de 2, 4, 6 y 12 meses. Otra de las amenazas disminuidas son el Sarampión, la Papera y la Rubéola, recibiendo dosis indicadas para prevenir estos tres contagiosos males con una inyección a los 12 meses, y la tan recordada “vacuna de 1ro básico”.

El boom de la anti-vacunación

Con el actual y abundante flujo de información que circula en Internet, google parece tener todas las respuestas a las inquietudes de la sociedad, quien se lo proponga puede ser médico buscando los síntomas de una determinada enfermedad, periodista al crear un blog de información o líder de opinión en una red social. Si buscamos “por qué no vacunar a mis hijos” en la plataforma más famosa de búsqueda actual, encontraremos 311.000 resultados ¿dimensionan el peligro de esta “intoxicación informativa”?cuadro4

En 1998, una falsa investigación publicada en la red fue la causante de los cuestionamientos hacia la vacuna triple vírica (Sarampión, Paperas y Rubéola), el estudio asociaba síntomas intestinales, autismo y otros trastornos a la inyección antes mencionada, sin embargo, la publicación fue desmentida en el año 2011 por el British Medical Journal, aunque sin duda fue el puntapié para que hasta la actualidad parte de la población crea que vacunarse es un error.

Un líder de alto peso político y actual Presidente de EE.UU., Donald Trump, manifestó públicamente su escepticismo ante los beneficios de la vacunación, pero… ¿qué pasaría si la población mundial se viera thumbnail_IMG_0803influenciada por este tipo de opiniones?

“Basta con decir algo en twitter o facebook para causar un problema social por la desinformación. “La comunidad debe entender la importancia de la prevención para infantes, niños y adultos, y aprovechar las oportunidades de vacunarse a través de los programas gratuitos del gobierno. Mi recomendación como experta del área es que respetar el programa de inmunización es fundamental, recordemos que está diseñado tanto para la protección de la salud individual, como comunitaria de los chilenos”, recalcó la Dra. Margarita Lay.

Supongamos que una parte de la ciudadanía decide prescindir del uso de las vacunas, los resultados se reflejarían en brotes epidémicos y pandémicos indescriptibles, colapsando los recintos de salud y afectando la socialización de la comunidad por el miedo al contagio de patógenos altamente infecciosos.

 

Actualidad

Un nuevo invierno se aproxima y trae consigo una de las amenazas más significativas para que la inmunización sea efectiva. La Influenza es un virus cuadro 5altamente variable y cada año el patógeno que ataca a la urbe es distinto, por eso, el llamado es a escuchar a las campañas de prevención, ya que si bien esta enfermedad es “común” dentro de lo conocido, los antecedentes de los virus emergentes de la misma son letales, por nombrar uno, en 1918 una variante altamente infecciosa y virulenta acabó con la vida de más de 60 millones de personas en el mundo.

El foco ahora está en fortalecer la Biomedicina, en pro del avance de la ciencia, el desarrollo y producción de terapias para enfermedades prevenibles, y ampliar la gama de tratamientos existentes, y por qué no, posicionar a Antofagasta como el lugar ideal para volver a manufacturar vacunas de Chile.

Javiera Leveque Alarcón
javiera.leveque@uantof.cl