Acidificación del océano: una amenaza actual y futura

  • Se estima que hoy los océanos del planeta son un 30% más ácidos que hace 200 años, y el panorama no es alentador, debido al indiscriminado uso de combustibles fósiles.

El proceso de acidificación de los océanos podría ser una especie de “gemelo” del cambio climático, y se define como los efectos negativos que tiene toda la liberación del dióxido de carbono realizado por las actividades humanas desde la Revolución Industrial hasta el presente, y que en una buena cantidad, ha sido absorbido por los océanos, cambiando la composición química, y por ende, al vida en estos.

Las cifras son claras al respecto. Hoy nuestros océanos son un 30% más ácidos que hace 200 años y estudios recienten sugieren que este proceso se podría acelerar antes de fin de siglo, causando daños catastróficos en los ecosistemas marinos.

Recientemente un grupo de científicos chilenos y extranjeros publicó un artículo sobre este tema en la prestigiosa revista internacional Nature Ecology & Evolution. Dentro del equipo se encuentra el doctor Víctor Aguilera del Instituto de Ciencias Naturales “Alexander von Humboldt” de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Antofagasta.

¿Cómo fue el desarrollo de la investigación para llegar a  la publicación?

Hace 7 años se reunieron investigadores chilenos para generar una propuesta ANILLO (instancia de CONICYT)  para estudiar los efectos de la acidificación del océano en diversas especies marinas a lo largo de la costa de Chile. En ese entonces, y al igual que muchos investigadores alrededor del globo, poníamos a prueba la resilIencia de la biología marina a la acidificación del océano usando escenarios futuros provistos por el IPCC (panel intergubernamental para el cambio climático).

Sin embargo, al analizar la información de cómo se comportaba el mar a lo largo de la costa de Chile en términos de pH y presión de CO2, nos percatamos de que en muchos casos, la variabilidad observada superaba los peores escenarios futuros debido exclusivamente a la difusión de CO2 en el océano.  Este trabajo fija su atención  en el mar costero y es una verdadera hoja de ruta para los siguientes estudios.

¿El hecho que los océanos sean cada día más ácidos se manifiesta ya en las costas chilenas?

2

Dr. Víctor Aguilera.

La costa del norte de Chile forma parte de la corriente de Humboldt, que es uno de los ecosistemas más productivos del planeta.  Por mucho tiempo, se supo que su alta productividad subyacía en la surgencia, es decir, el levantamiento de aguas profundas, ricas en nutrientes que fertiliza el océano superficial.  Hoy sabemos que junto a esa carga de nutrientes el agua de Humboldt es también altamente corrosiva (alta en CO2 y baja en pH).

¿Pero este proceso se está acentuando hoy?

Este proceso natural está siendo acentuado debido a la acidificación del océano. Debemos recordar que el CO2 entra al océano proveniente desde la atmósfera, a la cual llega por el uso indiscriminado de los combustibles fósiles. Dado que el océano y la atmósfera están en contacto en todo el planeta, la difusión ocurre en todo el planeta.  La cuestión preocupante, es cuando ocurre en regiones donde el agua del mar es ya corrosiva, como en el norte de Chile.

¿Cuál es el panorama para los próximos decenios?

El panorama no es alentador.  Las decisiones políticas, fuertemente influenciados por un sistema económico consumista, no dan señales de revertir la matriz energética hacia opciones limpias o basadas en fuentes de energía renovables.  Es decir, todo apunta a que seguiremos dependiendo del petróleo y sus derivados.  Esto significa que más CO2 irá a dar a la atmósfera y luego al océano, bajando aún más el pH.

Entonces ¿el proceso de acidificación es prácticamente irreversible?

Es difícil establecer si la acidificación del océano o el calentamiento global puedan ser procesos reversibles. De hecho, algunos científicos plantean que ya cruzamos un “punto de no retorno” en el cual a pesar de detener la emisión de CO2 el cambios climático seguirá en curso.  Planteando que el clima de la Tierra tal y como lo conocimos pertenece a “nerverland”, se prevé que será el propio planeta, a través de sus dos principales fluidos (atmósfera y océano), quien regule en el futuro la temperatura y la química del océano.

¿Qué efectos podría tener también ese proceso en la salud de las personas?

Los efectos de la acidificación del océano en la salud de las personas no son directos.  Sin embargo, el cambio del pH marino junto con disminuir la biodiversidad y afectar así el patrimonio cultural global, puede además cambiar la reactividad de compuestos químicos de uso industrial u hospitalario que son descargados al océano. No sabemos tampoco si el pH puede afectar la intensidad de parásitos que tienen los organismos marinos.

El pH bajo es un estrés, y por lo  tanto, podría esperarse que al neutralizar ese estrés los organismos marinos bajen sus defensas y sean afectados por más parásitos. Son cosas que estamos por estudiar.3

¿Cuáles serían los pasos siguientes que se podrían dar en esta línea de estudio?

Por el momento, ya sabemos que debemos usar los marcos ambientales locales para probar los efectos de la acidificación del océano en la biología marina de la costa de Chile.  También sabemos las intensidades de estos cambios. Muchos estudios se han hecho sobre la base de escenarios ambientales fijos.

Sin embargo, en la naturaleza existe variabilidad temporal. Por ejemplo, en las costas afectadas por descargas de ríos el pH varía con las mareas, en el norte varía por la surgencia.  Esta variabilidad temporal y su efecto en la aclimatación biológica a un océano con alto CO2 es poco conocida y podría por lo tanto, comenzar a recibir más atención.

Estudio

Se debe destacar que en el estudio participó un equipo de científicos de las siguientes instituciones; Universidad Santo Tomás, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad Andrés Bello, Universidad de Antofagasta y el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), así como de organizaciones del Reino Unido y Suecia.

4

 

David Pasten
David.pasten@uantof.cl